5 mar. 2010

Buena suerte, Dulce.


Ella ha sido alguien muy importante en este caminar.

Que no habría sido posible,
sin su apoyo,
sin sus ganas de luchar,
y su fuerza.


Para hacerme partícipe de todo esto.
Que poco a poco he ido creando,
para las dos.

Ella forma parte de mís días
y de mí vida diaria.

Si ella me falta, nada es lo mismo.
Porque se hace tanto de querer,
que una vez la conoces, nunca más,
jamás, podrás olvidarla.

Dulce tiene cosas con las que gestionar el paso de sus días,
y nos abandona "Temporalmente", (eso quiero pensar).

Me deja sola al pie del timón.

Dulce.
Lo que viene a ser, mi niña Ana.

Te esperaré siempre.
Aquí y esté dónde esté.

Te adoro.

Locura.

4 Puntadas.:

Lía dijo...

No te dejo sola, sabes que nunca lo haría. Sabes que voy a estar ahí para cuando necesites un consejo, una idea, un hilo de colores. Pero ahora debo dedicarme a mi carrera, es el último año y por ello, el más difícil. Dentro de unos meses, quien sabe... Mientras, cuídese mucho. La adoro.

Dulce Locura dijo...

Me faltas demasiado ya, Ana.
Demasiado.

TE QUIERO.

cucatraca dijo...

Qué lástima, Dulce... pero haces bien en priorizar lo que ahora para tí es más importante. Supongo que te habrá costado tomar esta decisión. Bueno, estate tranquila que dejas el barco en MUY buenas manos. Ojalá sea como dice Locura, un paréntesis, que no abandono, temporal ;-)

Lía dijo...

Créeme que la decisión ha sido de todo menos fácil, pero he tenido que sacrificar muchas cosas por la carrera. Yo también espero volver, es como si me faltara algo. Cuidadme bien a mi Locura!!

Publicar un comentario

Venga, te toca coser un poquito. :)